Bienvenido al inframundo. Tu mezquina vida te ha llevado hasta aquí, donde te trataremos como te mereces: escoria, un desecho humano. Aquí vas a sufrir una eternidad de lamentos y tormentos. El dolor no te va a dejar respirar. Tus gritos será lo único que escuches el resto de tu muerte. ¿Qué dices? ¿Que estás aquí por error? Cuéntaselo al jefe jajaja. A lo mejor le convences pero, corre, en una hora el fuego comenzará a abrasar tu piel... para siempre.